Parentalidad y transmsión generacional. (Cap. 3.)

Publicado en la revista nº049

Autor: Rozenbaum, Ana

 

PARENTALIDAD Y TRANSMISIÓN GENERACIONAL (Ana Rozenbaum)


Introducción


Al enfocar la temática de la parentalidad debemos necesariamente remitirnos a las conceptualizaciones acerca de la transmisión generacional, ya que la parentalidad concierne a la figura de los padres, sujetos que tienen una historia, como también una prehistoria. Y en la medida en que los progenitores estén afectados por situaciones traumáticas no elaboradas, tanto en su historia o en su prehistoria, inevitablemente esto repercutirá en el ejercicio de su parentalidad, pudiendo llegar a provocar todo tipo de síntomas en sus hijos.


En ese sentido, el psicoanálisis con niños y adolescentes se ofrece como una oportunidad privilegiada para detectar estas transmisiones patológicas ya que cuando la consulta se establece por un hijo contamos con una serie de datos provistos no sólo por el paciente, sino también por sus progenitores.


Interpelando la transmisión generacional


Se trata de una temática que suscita muchas polémicas. Preguntas teóricas, preguntas clínicas, y preguntas más directamente ligadas a nuestra práctica, en el sentido de cuál será su presentación en transferencia. Como también un último interrogante: ¿Es posible anticipar situaciones? ¿Podemos acaso llegar a predecir el futuro a partir del pasado?


No somos profetas sino psicoanalistas, sin embargo, en el trabajo cotidiano a veces es posible e incluso hasta necesario anticipar hasta cierto punto situaciones futuras, especialmente en aquellas ocasiones donde existe potencialmente riesgo para la salud física o psíquica del sujeto. Lo cual supone un “anhelo preventivo” para el psicoanálisis a partir de la investigación y estudio de la transmisión generacional.


Ejemplificación clínica


Martín, adolescente de 15 años llega a la consulta acompañado por su padre después de un intento de "violación" a su hermano (5 años), experiencia esta que lo avergonzaba y por la cual se cuestionaba dolorosamente.


Se subraya la consideración de la prehistoria que permitirá constatar que aquello que queda enterrado en un progenitor puede transmitirse al psiquismo de un hijo, en identificaciones inconscientes solidarias de una historia que encadena a dos o tres generaciones. Pero sin olvidar que el peligro del enfoque reduccionista está siempre acechando, y que tan sólo en la interioridad del proceso analítico se podrá llegar a reconocer la significación psicológica de cada hecho.


Se mencionan los enunciados identificatorios maternos que podrían haber influido como desencadenantes del síntoma acto, como también el develamiento de un secreto por parte del padre que aporta elementos para pensar acerca del objeto transgeneracional.


Historias que se superponen y se cruzan a los 15 años. La del padre, la que remita a una madre que se revelaría homosexual, la del hijo, la que subyace como telón de fondo del acto de violación homosexual hacia su hermano.


Se afirma que si bien es verdad que ninguna realidad traumática, por patógena que sea, alcanza por si sola para dar cuenta de una u otra sintomatología, y que de las condiciones de los antepasados no podemos inferir el futuro destino psíquico de un sujeto, también es verdad que aquello que queda enterrado en un progenitor con cualidad de catástrofe psíquica, puede transmitirse al psiquismo de un hijo, en identificaciones inconscientes solidarias de una historia que encadena a dos o tres


Mas todas estas variables, y muchas otras, constituyen, sin duda, "otras historias”.


Vayamos a otra historia:


Juan, primer varón de una fratría de siete hermanos acaba de protagonizar un episodio de extrema violencia en el colegio, se lo amenaza con la expulsión.


Dice la madre: “Es insoportable, siempre fue así, además hace resistencia pasiva”. Esta frase hace que mi escucha se debilite y que mi pensamiento tome un rumbo inesperado evocando la figura de M. Gandhi


Tiempo después, el padre relataría conmovido:”Lo que le pasa a Juan es lo que me pasaba a mí, como lo entiendo, yo iba a un colegio inglés, y todos se burlaban de mí, yo era “el mestizo” porque mi madre no era de origen inglés. Mi padre nació acá pero a los 17 años partió a Inglaterra, porque nosotros, los de la colectividad británica no toleramos la neutralidad del gobierno argentino durante la guerra, se fue en el 42 y regresó cinco años después”. Al señalarle que la guerra terminó en el 45, parece desconcertado. “Ah, después lo destinaron a India, estuvo allí hasta que perdimos las colonias, cuando volvió se casó con mi madre que era de origen italiano, pero ella adhirió a la iglesia anglicana, y aprendió inglés, único idioma que se hablaba en mi casa”.


El rasgo fundador de esta familia parecía ser el “mestizaje”. Vergonzosa marca que el padre arrastraba desde su infancia, y que había transmitido al hijo anudándolo en el padecimiento y en el rechazo. La imposibilidad de elaborar el duelo por la emigración de los abuelos, no había permitido que se llevara a cabo la diferencia de generaciones y la “puesta en pasado” del suceso. Mantenía una relación privilegiada con este hijo, primer hijo del mismo sexo. En siniestro eco fantasmático se habían ido tejiendo identificaciones que podían conducir hacia una peligrosa identidad de destinos.


Por último


Complejos movimientos intervienen en la construcción de todo síntoma, desde siempre y por siempre sobredeterminado; una clínica en el marco de lo intra e intersubjetivo puede permitir salir de la monocausalidad, así como también ampliar las fronteras de analizabilidad al tender una mirada hacia el sufrimiento de todos.


Podríamos entonces dar por terminadas estas líneas considerando que al fin y al cabo, aquellos adultos que parecen tan grandes y todopoderosos en la óptica de la infancia, son apenas simples seres humanos, que cumplen su rol como pueden andando a tientas por el escarpado territorio de la vida. De modo que habrá que reconocer que como padres, tal vez ellos mismos han sido dirigidos por poderosas corrientes inconscientes, y se han encontrado igualmente presa de penosos conflictos psíquicos, así como también de las inevitables contradicciones de su condición humana.


Eslabones, servidores y herederos de una cadena intersubjetiva de la que proceden, tal vez ellos mismos sin saberlo, padecen por otros, y necesitan que el psicoanálisis les “tienda una mano”, al servicio de una parentalidad “suficientemente buena”.


Bibliografía


Aberastury, A. (1974). Teoría y técnica del psicoanálisis de niños. Buenos Aires, Paidós.


Aulagnier, E (1991). Construirse un pasado. Psicoanálisis, APdeBA, XIII, 3.


Baranger, M.; Baranger, W; Mom, J. (1987). El trauma psíquico infantil, de nosotros a Freud. Trauma puro, retroactividad y reconstrucción. Revista de Psicoanálisis, XLIV, 4.


Baranger, W; Go1dstein, N.; Goldstein, R. (1989). Acerca de la desidentificación. Revista de Psicoanálisis, XLVI, 6.


Bion, W (1962). Aprendiendo de la experiencia. Buenos Aires, Paidós.


Dolto, E (1986). La causa de los niños. Buenos Aires, Paidós.


Dolto, E (1998). El niño y la familia. Barcelona, Paidós. Dolto, E 1997. Trastornos en la infancia. Barcelona, Paidós.


Eiguer, A. (1997). La parte maldita de la herencia. En: Lo generacional, Buenos Aires, Amorrortu Editores.


Enriquez, M. (1986). El delirio en herencia. Topique, 38.


Faimberg, H. (1985). El telescopaje de las generaciones. En: Transmisión de la vida psíquica entre generaciones. Buenos Aires, Amorrortu Editores.


Freud, A. (1979 [1970]). Normalidad y patología en la niñez. Buenos Aires, Paidós.


Freud, S. (1905). Tres ensayos de teoría sexual. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. VII.


Freud, S. (1909). La novela familiar de los neuróticos. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. IX.


Freud, S. (1912). Dinámica de la transferencia. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XII.


Freud, S. (1913b). Tótem y tabú. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XIII.


Freud, S. (1914a). Introducción al narcisismo. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XII.


Freud, S. (1914b). Recordar Repetir Reelaborar. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XII


Freud, S. (1917). Duelo y melancolía. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XIV


Freud, S. (1920b). Más allá del principio de placer. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XVIII.


Freud, S. (1923). El Yo y el Ello. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XIX. Freud, S.1926. Inhibición, síntoma y angustia. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XX.


Freud, S. (1932). Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XXII.


Freud, S. (1937a). Construcciones en psicoanálisis. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XXIII.


Freud, S. (1937b). Análisis terminable e interminable. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XXIII.


Freud, S. (1938). Moisés y la religión monoteísta. En: Obras Completas. Amorrortu Editores, Vol. XXIII.


Green, A. (1986). La madre muerta. En: Narcisismo de vida y narcisismo de muerte. Buenos Aires, Amorrortu Editores.


Kaes, R. (1993). El sujeto de la herencia. En: Transmisión de la vida psíquica entre generaciones. Buenos Aires, Amorrortu.


Klein, M. (1932). El Psicoanálisis de niños, Buenos Aires, Paidós.


Klein, M. y otros (1966). Nuevas Direcciones en Psicoanálisis. Buenos Aires, Paidós.


Klein, M. y otros. (1974 [1962]). Desarrollos en Psicoanálisis. Buenos Aires, Paidós.


Lacan, J. (1966). Ecrits. Paris, Seouil, Le Champ Freudien.


Leclaire, S. (1975). Matan a un niño. Buenos Aires, Amorrortu Editores. Mannoni, M.1990 [1965]. La primera entrevista con el psicoanalista. Barcelona, Gedisa.


Mannoni, M. (1992). Lo que falta en la verdad para ser dicha. Buenos Aires, Nueva Visión.


Mijolla, A. (1981). Los visitantes del Yo. Madrid, Tecnipublicaciones.


Rozenbaum, A. (1990). La ciudad oculta, consideraciones sobre la estructuración


Rozenbaum, A. (1994). Historias e historiales en el psicoanálisis. En: Historia. Historiales. Buenos Aires, Kargieman.


Rozenbaum, A. (1998). Más allá de la historia. En: Clínica psicoanalítica de niños y adolescentes. Buenos Aires, Lumen.


Rozenbaum, A. (2001). Padecer por otros. Trauma y transmisión generacional. Conceptualizaciones a partir de la consulta por un niño. Revista de Psicoanálisis, LVIII, 3.


Rozenbaum, A. (2005). Trauma, transmisión generacional e historización. Revista de Psicoanálisis, LXII, 2.


Rozenbaum, A. (2008). Había una vez... Historia y prehistoria en la clínica con niños y adolescentes. Buenos Aires, Lumen.


Winnicott, D. W (1979 [1948]). Reparación con respecto a la organización antidepresiva de la madre. En: Escritos de Pediatría y Psicoanálisis. Barcelona, Laia.


Winnicott, D. W (1991 [1963]). El miedo al derrumbe. En: Exploraciones psicoanalíticas I. Buenos Aires, Paidós.


Winnicott, D. W (1999 [1971]). Realidad y juego. Barcelona, Gedisa.


Winnicott, D. W (1980). Clínica psicoanalítica infantil. Buenos Aires, Hormé.