aperturas psicoanalíticas

aperturas psicoanalíticas

revista internacional de psicoanálisis

Último Número 069 2022

Ver en PDF

Narración de cuentos y arteterapia para una niña inmigrante para renovar el apego y facilitar la adaptación

Storytelling and art therapy for an immigrant child to renew attachment and facilitate adjustment

Autor: Viñas-Velázquez, Margarita - Zermeño-Piñeira, Mariana Elisa - Islas Limón, Julieta Yadira

Para citar este artículo

Viñas-Velázquez, M., Zermeño-Piñeira, M. E. Islas-Limón, J. Y. (2022). Narración de cuentos y arteterapia para una niña inmigrante para renovar el apego y facilitar la adaptación. Aperturas Psicoanalíticas (69). Artículo e3. http://aperturas.org/articulo.php?articulo=0001171

Para vincular a este artículo

http://aperturas.org/articulo.php?articulo=0001171


Resumen

La narración de cuentos puede traer muchos beneficios en el desarrollo psíquico del niño/a. Mediante el cuento de hadas, o clásico, el niño resuelve el conflicto existencial, mediante la liberación de las pulsiones y capacitándolo para otorgar un sentido a su vida al identificarse con los personajes principales. Una segunda virtud de la narración de cuentos es favorecer el apego y vínculo afectivo el cual fue interrumpido en el caso que nos ocupa por el fenómeno migratorio. El propósito fue analizar el efecto del cuento clásico y la arteterapia como coadyuvantes en la terapia breve psicodinámica. Estudio de caso de una intervención terapéutica psicodinámica con estrategias terapéuticas de la narración de cuentos y arteterapia a una niña migrante de 9 años para resolver conflictos internos, facilitar la adaptación y el restablecimiento del apego seguro afectado por la migración. A través de la terapia la niña se identificó con los personajes, y convirtió las tramas de los cuentos en su propia historia, adaptó los personajes, y dio sentido a lo que le estaba ocurriendo. El proceso terapéutico favoreció el restablecimiento del vínculo madre-hija, suscitó la adaptación a la nueva situación. En conclusión, los cuentos clásicos utilizados como estrategia terapéutica y arteterapia son medios coadyuvantes facilitadores para alcanzar las metas del proceso terapéutico.

Abstract

Storytelling can bring many benefits to a child's psychic development. Through the fairy tale, or classic, the child resolves the existential conflict, by releasing the drives and enabling him to give meaning to his life by identifying with the main characters. A second virtue of storytelling is to favor attachment and affective bond, which was interrupted in the case at hand by the migratory phenomenon. The purpose was to analyze the effect of the classic story and art therapy as adjuncts in brief psychodynamic therapy. Case study of a psychodynamic therapeutic intervention with therapeutic strategies of storytelling and art therapy to a 9-year-old migrant girl to resolve internal conflicts, facilitate adaptation and reestablish secure attachment affected by migration. Through therapy the girl identified with the characters and turned the plots of the stories into her own story, adapted the characters, and made sense of what was happening to her. The therapeutic process led to the reestablishment of the mother-daughter bond, prompting adaptation to the new situation. In conclusion, the classic stories used as therapeutic strategy and art therapy are coadjutants facilitating means to achieve the goals of the therapeutic process.


Palabras clave

arteterapia, cuento terapéutico, psicoterapia infantil, terapia breve psicodinámica, vínculo materno.

Keywords

maternal bond, child psychotherapy, brief psychodynamic therapy, therapeutic story, art therapy.


El propósito del estudio es dar continuidad de los estudios realizados que han demostrado los beneficios del uso de los cuentos clásicos (Bruder, 2004; Estalayo Martin, 1998; Lambruschi, 2009; Sarabia García, 2012) y la arteterapia (González Romo et al., 2009; Landeros Casillas, 2017; Martínez, 2009; Nieto Cobo y Chacón Gordillo, 2017) como coadyuvantes para resolver conflictos internos, facilitar el restablecimiento del vínculo materno y el proceso adaptativo después de haber experimentado el fenómeno migratorio, en un proceso de terapia breve psicodinámico a una niña de 9 años.

En los últimos años han caído en desuso los cuentos clásicos por una tendencia a presentar historias actuales que pudieran atraer la atención de los niños y adolescentes sobre temáticas actuales, especialmente con el fin de promover el hábito de la lectura en el ámbito escolar. Sin embargo, este tipo de cuentos o historias no cumplen con el mismo propósito que tienen los cuentos clásicos, al confrontar al escucha o al lector con una realidad amenazante.

Cuentos clásicos en la terapia breve con orientación psicoanalítica

En los tratamientos psicodinámicos breves la focalización en objetivos terapéuticos y el énfasis en la alianza terapéutica son aspectos centrales en la búsqueda de las acciones terapéuticas que van más allá de la eliminación del síntoma considerando las variaciones en el malestar subjetivo, el funcionamiento interpersonal y el rol social como indicadores del efecto psicoterapéutico; se entiende como cambio psicoterapéutico la movilización subjetiva de patrones y formas de comprenderse a sí mismo (Echávarri et al., 2009).

Levenson et al. (2004) señalan en el modelo de terapia psicodinámica breve de tiempo limitado de Strupp y Binder (1993) el uso de la interacción diádica paciente-terapeuta para movilizar los cambios en la interacción de la persona consigo mismo y con los otros.

El cuento clásico se eligió como estrategia principal del proceso terapéutico debido a la fortaleza de los fundamentos teóricos que plantean los beneficios del cuento de hadas desde el psicoanálisis, al ofrecer la posibilidad de metaforizar la situación real de vida, brindando además un final feliz provisto de esperanza.

Al aplicar el modelo psicoanalítico de la personalidad humana, los cuentos aportan importantes mensajes al consciente, preconsciente e inconsciente, al hacer referencia a los problemas humanos universales, especialmente aquellos que preocupan a la mente del niño, estas historias hablan al niño en crecimiento y estimulan su desarrollo, y a su vez, liberan al preconsciente y al inconsciente de sus necesidades (Bettelheim, 2007). De esta forma, el niño resuelve el conflicto, mediante la liberación de los impulsos agresivos y puede otorgar un sentido a su vida.

La identificación del niño/a con los personajes principales y la resolución de las tramas del cuento traen como resultado revelaciones al conflicto existencial. Lo que constituye otro aspecto importante para elegir el cuento clásico, o cuento de hadas acorde a la visión de Bettelheim, para la terapia breve en este caso, que, desde la perspectiva de los seguidores de Jung, “los personajes y acontecimientos de estas historias representan fenómenos psicológicos arquetípicos y sugieren, simbólicamente, la necesidad de alcanzar un estadio superior de identidad, una renovación interna, que se consigue cuando las fuerzas inconscientes personales y sociales se hacen válidas para la persona” (Bettelheim, 2007, p.43).

Como señala Gerardo Gutiérrez (1993), la lectura del cuento por parte del terapeuta se convierte en una aportación simbólica de significantes que posibilita la articulación de la palabra en donde antes predominaba algo deficitario en lo real.

Además de la función en el desarrollo psíquico del niño, si los padres leen al niño el cuento tiene una segunda función en la vida psíquica infantil, que es precisamente favorecer una vinculación afectiva sólida con las figuras parentales sumando a la habilitación en el infante de formas vinculares propias del apego seguro (Feeney y Nooler, 2001). Este puede ser un momento en que se detiene el ajetreo de la vida cotidiana actual y pueden disfrutar de un momento personal y emotivo. Esto puede ser una actividad que a diferencia de otras tiene un componente emocional y de imaginación compartida, acompañado de sensaciones táctiles, visuales y auditivas que en los inicios de la vida son de crucial importancia para la salud de los niños. 

Para Melanie Klein (2002) desde fases iniciales de la vida los niños sienten una ambivalencia respecto a los padres, cuando los padres cubren las necesidades del niño físicas y afectivas los niños los perciben como objetos buenos, pero cuando los padres no responden o dejan de responder los niños se llenan de sentimientos de odio por sentirse abandonados. El odio puede intensificarse en situaciones como la de Juana (como le nombramos a la niña del presente estudio para mantener su anonimato), cuando la madre la deja por una situación socioeconómica que para un niño es incomprensible, quedan sentimientos enterrados en el inconsciente sin expresarse pues son impulsos inadmisibles en la conciencia. Esto solo se hace comprensible al/a niño/a mediante representaciones simbólicas que el cuento vivifica transmitiendo un mensaje directo al inconsciente (Bettelheim, 2007). Teniendo así, la posibilidad de expresar tal enojo o deseo proyectados en los acontecimientos y acciones de los personajes.

Para estos fines los cuentos clásicos son el medio perfecto, aunque puedan parecer crudas como es el cuento de Hansel y Gretel donde los padres abandonan a los hijos a morir en el bosque, porque estos cuentos representan los miedos arcaicos de los niños como el miedo a ser abandonado o devorado y sus sensaciones internas que son vividas con la misma intensidad y horror, y el cuento facilita su reconocimiento, expresión y posterior elaboración.

El cuento en la vida de las personas puede dar significados en su vida adulta como lo muestran los estudios de Freud (1913/1981a) donde encuentra en los sueños de dos casos aspectos de los cuentos de su infancia traídos a su vida de adultos integrando a las situaciones que estaban viviendo en esos momentos. Más adelante en otro de sus escritos Freud (1913/1981b) plantea diferentes conflictos humanos en los cuentos, como la mudez en los sueños, como una representación de la muerte, la naturaleza o el destino representados también en la mitología.

la arteterapia se empleó como un complemento a la narración de cuentos donde la niña pudiera, a través de distintos materiales representar simbólicamente el acontecer en su nueva situación de vida. la arteterapia es un medio de expresión donde se recrea y se reconstruye metafóricamente los fantasmas convirtiéndolos en personajes ficticios, tales como héroes, donde se redefine el espacio que ayuda a la paciente a tener un dominio sobre su creación, jugar con sus miedos más arcaicos, y progresivamente evoluciona hasta alcanzar una identidad (Klein, 2006), a diferencia de la terapia de juego psicoanalítica planteada por Melanie Klein (1955) no se utilizaron las técnicas propias del psicoanálisis como la interpretación, la asociación libre y la elaboración de las transferencias positivas y negativas. la arteterapia es poco amenazante por lo que en el transcurrir de la terapia se puede evolucionar sin tener mucha conciencia de ello. Esto permite respetar las defensas, en todo caso rodearlas y no confrontar los síntomas (Klein, 2006). No obstante, para el análisis del caso, se interpretaron las producciones y acciones de la niña que dieran lugar a un mejor entendimiento del proceso por el que atravesaba.

Apego y adaptación

El vínculo que los seres humanos formamos con la madre o con el cuidador principal tiene consecuencias profundas en la personalidad del individuo. El término apego fue acuñado por Bowlby en los años 50’s (Bowlby, 1988), en los años 60’s es retomado por Ainsworth (1979) y en tiempos más recientes se estudia en la comprensión del desarrollo humano y del vínculo (Main, 1999). Bowlby (1973) define el apego como la necesidad que tienen los seres humanos de formar fuertes vínculos emocionales con otros, en particular con la madre y explicó las perturbaciones que se pueden dar en la personalidad por la separación y la pérdida. Bowlby destacó el papel de las experiencias tempranas en el desarrollo de psicopatologías en niños, pues tienden a ser más vulnerables a ello, ya que estos modelos operativos internos afectan la experiencia y el comportamiento, y, por ende, el auto concepto, la autoestima y las relaciones interpersonales (Mason et al., 2005).

El desarrollo de un apego seguro se da cuando la madre logra dar una respuesta física y emocional oportuna y satisfactoria a las necesidades del niño. Esto se asocia íntimamente con el concepto de sostenimiento o holding, presentado por Winnicott (1945), incluyendo un componente físico al apego, en la manera en la madre sostiene al niño y toma en consideración la sensibilidad epidérmica del niño al tacto, temperatura, sensibilidad auditiva o la sensibilidad visual (Fonagy, 1999). Siendo este el tipo de apego deseable en todas las relaciones madre-hijo/a, donde el menor obtiene la experiencia de seguridad al funcionar el apego como un sistema regulador emocional temprano, el cual servirá como prototipo para los estilos de vida posteriores (Carlson, 1998).

Un apego seguro, de acuerdo con Winnicott conlleva a un estilo de adaptación creativa, donde la persona puede expandir su Self verdadero, considerando la creatividad un indicador de salud y con mayores probabilidades de establecer relaciones sanas. Mientras que un apego inseguro puede conducir al individuo a una adaptación de acatamiento, es decir, a sentimientos de nimiedad y a experimentar que la vida no es digna de vivirse, especialmente se ha observado en la adolescencia con cuadros depresivos (Sanchis y Botella, 2007).

Fonagy y Target (1998) sugieren que el análisis de niños facilita una base segura para la mente. A pesar de que estos modelos representacionales de apego tienden hacia la estabilidad y auto perpetuación también tienen posibilidades de ir siendo modificados en la medida en la que se van teniendo nuevas experiencias (Main y Goldwyn, 1998). Así los patrones de apego pueden modificarse hacia patrones más seguros, en la medida en que las nuevas experiencias sean gratificantes y seguras. Siendo esto lo que busca hacer el terapeuta, utilizando el recurso del cuento. Esta labor se vuelve relevante dada la asociación entre experiencias de apego insatisfactorias en la infancia y la presencia de psicopatología en la vida adulta (Bowlby, 1973, 1980; Dozier et al., 1999). La transmisión intergeneracional del apego se da en un contexto específico donde hay que considerar los factores socio ambientales como la presencia de riesgo social y factores de estrés contextuales (Quezada y Santelices, 2010) que en el caso que nos ocupa sería la migración.

Situación migratoria

Este estudio fue realizado en una de las ciudades de mayor migración e inmigración nacional e internacional, Tijuana Baja California, México, por tener la particularidad de colindar con los Estados Unidos Americanos, y haberse constituido un lugar de paso para gran cantidad de latinoamericanos, que persiguen el sueño americano.

Es una ciudad que en la década de los 90’s y en la primera década del siglo XXI se caracterizaba por tener muchas fuentes de empleo, lo que atraía a muchas personas del interior del país debido a la alta incidencia de desempleo en sus lugares de origen a partir de la crisis económica en México de 1994 (Acosta et al., 2015). Algunas de estas personas llegaban con intenciones de cruzar la frontera hacia Estados Unidos, y otros se establecen en esta ciudad. Con frecuencia es el padre quien en avanzada migra primero para después traer a la familia. En el caso de familias donde la jefa de familia es la madre, es esta la que emprende el viaje en busca de un empleo que le permita mejorar su nivel de vida para ella y su familia. Esto frecuentemente tiene un efecto dominó hacia la desintegración temporal o definitiva de las familias (González et al., 1995).

El caso que se presenta es precisamente, uno en el que fue la madre quien emprendió la migración a Tijuana para años después, en que logra una estabilidad socioeconómica traer con ella al resto de su familia, constituida por su madre y su hija, que al momento de la separación contaba con un año, edad que sin duda es crítica en el desarrollo del apego de los/as niños /as. Juana, como le hemos nombrado con fines de confidencialidad, es una niña que pertenece a este tipo de familias que son separadas por el fenómeno de la migración, sumado a la previa ausencia de la figura paterna.

En este sentido, es de esperarse que al/a niño/a que le es narrado un cuento en sesión por el terapeuta puede tener una experiencia cercana de sostenimiento o holding. Asimismo, cuando los cuidadores leen cuentos a sus hijos hay un acercamiento físico, auditivo, visual y la misma narración está impregnada de emociones. El cuento propicia un entorno seguro, maternal que favorece el apego.

Método

Se realizó un estudio de caso con un enfoque cualitativo a través del análisis del discurso y análisis de contenido acerca de una intervención psicoterapéutica. Se aplicó terapia psicodinámica breve de tiempo limitado con estrategias terapéuticas de la narración de cuentos clásicos y arteterapia a una niña migrante de 9 años con el objetivo de resolver conflictos internos, facilitar la adaptación y el restablecimiento del apego seguro afectado por la migración. Se realizó una evaluación inicial de 2 sesiones, 7 sesiones terapéuticas, y una de revaloración y cierre. Todas las sesiones fueron discutidas por las investigadoras, se conservaron los dibujos, historias o cualquier material desarrollado por la niña, mismas que fueron analizadas. Se utilizó un consentimiento informado en donde la madre acepta que los datos obtenidos de la intervención sean utilizados de forma anónima con fines científicos.

Estudio de caso

Evaluación

La paciente es una niña de 9 años, nació en una población rural al sur de México, y fue criada por su abuela materna debido a la migración de la madre cuando la niña tenía un año. Previa a su llegada a Tijuana, la relación entre madre e hija fue a distancia vía telefónica, y algunos encuentros ocasionales. La madre la sostenía económicamente enviando remesas a la abuela para cubrir las necesidades materiales de ambas. De acuerdo con la abuela durante los años escolares en su lugar de origen tuvo buen desempeño escolar y no presentaba dificultades notorias.

Después de 8 años la madre se encuentra en posibilidades de traer consigo a la hija y a la abuela de la niña con ella. Para esos momentos la madre ya tenía una pareja, padrastro para Juana, y un hijo pequeño de un año.

Juana es llevada a los servicios de psicología a bajo costo en una institución de salud de la localidad aproximadamente a los tres meses de haber llegado a la Cd. de Tijuana acompañada de su madre. El motivo de consulta: “Es muy distraída, no termina los trabajos y no pone atención en la escuela”.

La evaluación constó de una entrevista a la madre; pruebas proyectivas: Figura Humana de Karen Machover, y el Test de la Familia, y una sesión diagnóstica de juego.

En las pruebas proyectivas la intención era identificar rasgos de la personalidad y posibles áreas de conflicto mediante los dibujos de la niña. La sesión diagnóstica de juego consistió en presentarle a la niña una variedad de juguetes y objetos con los que poder interactuar y el posterior análisis de cómo era la respuesta de la niña en una situación desconocida, observar qué tipo de juegos elegía y la interacción con la terapeuta.

Durante la entrevista inicial, la madre se mostró tímida, al igual que la niña que respondía con voz muy baja. La madre dijo que la niña la abrazaba mucho pero que a ella le costaba mucho trabajo responder a la niña porque “ella (la madre) no era así”, lo que ya indicaba dificultades al contacto en la relación madre-hija; lo que era de alguna manera esperable puesto que madre e hija no habían tenido contacto físico constante durante 8 años. La madre dice que tiene sospechas de que está celosa de su hermano, lo añade un reto adicional para la niña, al tener que compartir la atención de la madre, de la que antes no había podido gozar.

Cuando se le dieron las instrucciones para que iniciara las pruebas de dibujo, Figura Humana de Karen Machover y la prueba de la Familia, la paciente asintió tímidamente y tomo el lápiz con muy poca energía. De los dibujos se pudo observar que la paciente tenía un “yo” debilitado, realizaba figuras excesivamente pequeñas con un trazo muy ligero y en el caso de la primera figura de la prueba de Machover tenía las manos en la espalda, mostrando retraimiento y dificultades de contacto (ver fig. 5).

Durante la sesión de juego la niña no logró tomar ningún juguete, veía atentamente una casita de muñecas, aparentemente le interesaba, pero no lograba acercarse, hablaba muy poco, era torpe motrizmente, se le observó ansiosa, con síntomas depresivos como aplanamiento afectivo, desesperanzada y sin contacto visual.

Respecto al psicodiagnóstico, Juana parecía ser una menor atravesando problemas evolutivos dentro del campo de la neurosis infantil, con adecuados recursos estructurantes del aparato mental (Bleichmar, 1993). Su infancia había sido, por los comentarios de la mamá, estable y la menor mantenía un apego seguro con la abuela. Sobre todo, el diagnóstico es que la niña tenía dificultades de adaptación a su nuevo entorno y a su relación con su mamá que había sido mayormente telefónica. La niña presentaba fantasías de haber sido abandonada por la madre, lo cual dificultaba su relación actual.

A través de los resultados de la evaluación se identificó que la niña no se sentía apreciada ni querida por su madre. La madre a su vez presenta sentimientos de culpa que la imposibilitan a acercarse de manera natural a su hija o dar demostraciones de afecto. Hipotéticamente, esto genera un apego inseguro en la niña, que la hace sentirse angustiada, y a la vez enojada debido a la inconsistencia emocional de la madre, aunado a un sentimiento de abandono en sus primeros 8 años de vida. A esto se agrega que llegó a Tijuana a formar parte de una familia donde tiene un medio hermano con el que tiene que compartir la atención de su madre, hacia el cual, alberga sentimientos agresivos reprimidos, y un padrastro, que representa una figura paterna que antes no tuvo y que era algo extraño para ella.

De esta forma, la evaluación determinó que se trataba de una paciente con sentimientos de menor valía e inseguridad con un apego ansioso ambivalente (Main y Solomon, 1986) mostrando la presencia de ansiedad y preocupaciones en las relaciones y su entorno bajo el indicador de conflicto en el trazo de los brazos de la Figura Humana (López et al., 2013)), mismo que se evalúo en la observación directa en la relación madre-hija y por la descripción de la madre cuando habla de querer acercarse continuamente a ella, sentir el rechazo y retraerse; aunado a dificultades de adaptación por el cambio de una población rural a una población urbana en contextos familiar, escolar y social. El departamento de psicopedagogía descartó un posible trastorno de aprendizaje indicando que las dificultades escolares eran principalmente debido a confusiones emocionales. Se hipotetiza que la paciente no cuenta aún con un “yo” lo suficientemente maduro para identificar y darle cauce a sus emociones, por lo que falla en resolver el conflicto en el que se encuentra. También se encontraron resentimientos y dudas acerca de sus orígenes y el porqué del abandono de la madre.

Por lo cual, se establecen como objetivos terapéuticos, trabajar el apego entre madre e hija, y facilitar la adaptación de la paciente a sus nuevas circunstancias de vida, procurando la salud mental de la menor. 

Tratamiento

Cada sesión tuvo una duración de una hora, y fue programada una por semana sin interrupción. Durante las sesiones la terapeuta narraba un cuento clásico de forma entonada y emocionalmente comprometida. Posterior a la narración se le daban instrucciones de alguna estrategia arte terapéutica para facilitar la expresión debido a la inhibición de la niña para verbalizar, se le ofrecieron diversos materiales, como: hojas blancas, colores, plastilina, papel de construcción, goma y títeres. De esta forma, es como se incorporó estrategias de arteterapia. Avanzado el tratamiento, se invitó a la madre a participar del proceso, mediante la lectura diaria de un cuento con el objetivo de desarrollar y fortalecer su vínculo. A continuación, se describen las sesiones más significativas.

Sesión terapéutica 1

Se dio inicio con la narración del cuento clásico "El patito feo" de Hans Christian Andersen (1835-1875). En esta historia el tema está centrado en un cisne, que, por error, nace en un nido de patos. En su búsqueda por el lugar al que pertenece es rechazado por diferentes animales hasta que se encuentra una bandada de cisnes y se da cuenta de que él mismo ha sufrido una transformación y se ha convertido en un cisne (Andersen, 1843/2021).

Al contar el terapeuta la historia, la niña que antes mostraba un aplanamiento emocional, reaccionaba empáticamente. Al finalizar la historia se ofreció plastilina para que ella modelara algo libremente. Juana comenzó a hacer figuras de los personajes de la historia. Mientras la niña moldeaba con la plastilina, fluyó una conversación exploratoria donde la niña expresó aspectos de la experiencia que tuvo a través del cuento:

Terapeuta: ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?

Juana: Cuando el patito se vio en el reflejo del agua y se dio cuenta de que era un cisne.

Terapeuta: ¿Cuéntame cómo era el cuento del patito que tu conocías, es muy diferente?

Juana: La diferencia es que los patitos caminaban todos en fila y el patito no podía, y se reían de él. Y que al final, el cisne se encontró con su mamá que le dijo: ¡Ay te estaba buscando! te había perdido y no te encontraba, - y le presentó a otro señor y todos vivieron felices para siempre…

Terapeuta: ¿Y qué crees que pasó? ¿Cómo se había perdido el patito?

Juana: Pues que su mamá ya se iba de ese rancho y se fue a otro rancho y se le olvidó el huevo y nunca lo pudo volver a encontrar.

Terapeuta: ¿Y cómo crees que se sintió la mamá cuando encontró al patito?

Juana: ¡Muy feliz!

Las figuras con plastilina realizadas durante la conversación fueron el patito feo en su fase de cisne, a la mamá pata, y una flor. Se propuso jugar con los personajes creados y Juana escogió al patito feo. Esto confirma la tendencia de los niños a identificarse con el personaje principal de la historia (Bettelheim, 2007). Aunado al juego con la figura de plastilina, la conversación permite concluir que a partir de la historia la paciente es capaz de identificarse y vincularse con sus emociones. Cuando habla de la historia, proyecta su propia situación, y la hace suya al incluir palabras como “rancho” o “el otro señor”, refiriéndose a su padrastro. La ansiedad de la paciente es proyectada en la historia a la vez que encuentra una respuesta para su vida en particular y al conflicto inconsciente. El cuento finaliza con una visión esperanzadora manifestada y factiblemente interiorizada por ella, donde interpreta la ausencia de su madre.

Sesión terapéutica 2

En la segunda sesión se narró un cuento con una alegoría de un colibrí, que vivía en el campo, al que le encantaban las flores, los olores, los colores, pero al que un día, su mamá le dijo que tenían que irse a vivir a la ciudad. Después se narra como el colibrí que al principio se sentía muy triste, porque la ciudad era muy distinta al campo logro sentirse mejor en la ciudad descubriendo que tenía otras cosas como una escuela con patio y biblioteca, entre otras cosas.

Para esta actividad se le pidió a la paciente que en una cartulina dibujara el lugar de donde venía y su lugar de vida actual. Del lado izquierdo de la cartulina dibujo la comunidad rural donde vivía, hizo la escuela, la plaza central, su casa y ella caminando a la tienda de abarrotes. Del lado derecho de la hoja dibujo su casa actual, la escuela y la playa, donde se dibuja también. Cabe mencionar que en este segundo dibujo se pone a ella y a la madre juntas, esto llama la atención ya que, en el dibujo de la familia, que ya es un indicador de avanzar hacia el restablecimiento del vínculo madre-hija.

Hablando de lo que había dibujado la paciente menciona que de la comunidad rural extrañaba principalmente su escuela y su casa. La terapeuta le pregunto que si le gustaría despedirse de su escuela y su casa. La niña dice “Adiós casa adiós escuela las voy a extrañar”. Cuando habla del segundo dibujo indica que lo que le gusta de vivir aquí es que puede ir a la playa.   Esta actividad le permite a la niña elaborar el duelo del lugar de origen y que el yo haga un reajuste de su nuevo entorno (ver fig. 1a, 1b, 1c).

Figura 1a

Dibujo de Juana en su lugar de origen

 

Figura 1b

Dibujo de Juana festejando su cumpleaños en la escuela en su lugar de origen

 

Figura 1c

Este tercer dibujo, un día en la escuela ya en Tijuana cuando llego un tráiler con una película.

 

 

 

Sesión terapéutica 4

 En la cuarta sesión, el cambio en la paciente fue significativo. Cuando la paciente estaba en la sala de espera, conversaba animadamente con la madre.  Desde que llegó a la sesión se mostraba alegre, subió hacia el consultorio dando saltitos, llegó explorando y tocando los juguetes que había a su alrededor.  Se piensa que esto se debe a que en las sesiones pasadas se resolvieron temas cruciales que representaban un problema, impidiendo a la niña su adaptación.

Al inicio de esta sesión, la madre indica que Juana ha mejorado en la escuela, y se observa una interacción más fluida con la niña; se sientan más cerca, comparten miradas, hay contacto físico y se ven relajadas, indicando un avance importante mediante la terapia. Juana se observó alegre, y llegó al consultorio explorando y tocando los juguetes que había a su alrededor.

En esta sesión se utilizó el cuento clásico Pulgarcito de los hermanos Grimm, Grimm, J. (1785-1863) y Grimm, W. (1786-1859). El tema central del cuento es de un niño que mide un pulgar, pero que es muy inteligente y utiliza este atributo de ser pequeño para sortear todos los peligros y regresar a casa con sus padres e incluso hacerlos ricos. El tema alrededor de un niño que pese a las dificultades que se le presentan en su vida logra superarlas y estar cerca de los progenitores que no lo cambiarían por ningún tipo de riqueza material (Grimm y Grimm, 1812a/2021).

Al finalizar el cuento se le ofreció a la niña elaborar títeres con los personajes de la historia. La niña decidió hacer un títere de “Pulgarcita” no de Pulgarcito, que confiere la identificación por género. Además de esto elaboró un títere del padrastro y posteriormente terminó con uno de la madre, aunque había otros personajes en la historia, en su decisión de cuales representar podemos apreciar la incorporación de dos figuras parentales que comienza a percibir como protectoras (ver fig. 2).

Figura 2

Títeres de pulgarcita, en seguida el papá de pulgarcita, a la derecha la madre de pulgarcita

 


 

Durante la representación la niña en el personaje de Pulgarcita decía con voz fuerte “Yo puedo luchar contra el gigante”, “Puedo llegar a casa”, fortaleciendo la apreciación de ella misma con la capacidad de resolver las adversidades. Al final se le propuso presentar la obra a la madre a lo cual aceptó con gusto. La madre mostró afinidad en la creación de su hija, lo que indica características de sostenimiento o holding (Winnicott,1945), como una buena señal del restablecimiento de una relación afectuosa más fluida encaminada al apego seguro. Notándose el cambio en la percepción de sus capacidades.

Sesión terapéutica 5

En esta sesión se optó por el cuento de Hansel y Gretel, de los Hermanos Grimm. Cuenta la historia de una familia muy pobre en la que los padres deciden abandonar a los hijos en el bosque, quienes al tratar de encontrar el camino a casa caen presos de una bruja que se los quiere comer, finalmente Hansel arroja a la bruja a un caldero hirviente, logran escapar y regresar a casa donde los esperan sus padres, que están muy arrepentidos (Grimm y Grimm, 1812b/2021).

El contenido de este cuento es de temáticas agresivas y oscuras con eventos como el abandono, la intención de la bruja de devorar a los niños, y estos arrojando a la bruja al caldero para salvarse. El objetivo es que a través del cuento la niña pueda expresar los sentimientos que le pudieron haber generado sentirse abandonada por el padre que nunca estuvo presente, y por la madre a partir de la migración. Que pueda entender su historia, resignificarla y darle un nuevo sentido (Lambruschi, 2009).

Se le pidió un dibujo libre posterior al relato de Hansel y Gretel. Juana se dibujó como el personaje quien arroja a la bruja al caldero, en esta representación se auto percibe nuevamente capaz de imponerse a los percances y de resolución de problemas, mostrando mayor seguridad, donde se pudo apreciar la resolución del conflicto interno acerca del abandono de los padres (Bettelheim, 2007; Lambruschi, 2009) (ver Fig. 3).

Figura 3

Dibujo de Juana como respuesta a la narración del cuento de Hansel y Gretel.

 

 

 

En las sesiones subsecuentes se mantuvo el contacto visual y de apego hacia la niña de tal forma que se propiciara la relación de transferencia y alianza terapéuticas, al permitirle explorar los juguetes del lugar, escuchando sus pláticas espontáneas acerca de sus observaciones respecto a las nuevas situaciones ambiental a nivel familiar, escolar y social, además de narrarle cuentos de su elección y propiciar su expresión artística en dibujo libre. Cuando se observó una alianza y transferencia terapéutica consolidada (sesión 7), se introdujo a la madre a las sesiones con el fin de abordar las dificultades en la relación madre-hija bajo la doble transferencia que se presenta en estas condiciones, la transferencia de la madre y la de la hija (Gómez, 2006).

Evaluación final

En esta evaluación se le pidió crear una historia.

Figura 4

Historia de Juana al final del tratamiento

 

En su historia Juana es la protagonista quien cuenta sentirse feliz con su vida al explorar y hacer cosas de su interés, sin embargo, esa emoción de felicidad cambiaba a tristeza por el recuerdo de sus padres fallecidos. En esta primera parte de la historia se puede interpretar su estancia feliz en su lugar de origen, la tristeza cuando se acordaba de la ausencia de los padres. La parte central de la historia la convierte en una tragedia con la pérdida de su hogar debida a un incendio que la coloca como una niña ya no solo sin familia sino también sin hogar, que facilita la resolución del duelo por su hogar en el lugar de origen. Cierra la historia dando un final feliz cuando es encontrada por una pareja que la adopta, donde se ubica en su hogar actual con una madre presente y una figura paterna que representa el padrastro.  

En resumen, se observa una mezcla de los cuentos que escuchó, y representa una interiorización de las actividades de los personajes, convirtiéndose en la protagonista de su historia. Adicionalmente, los mismos padres son los que van en su rescate. Esto refleja la percepción de la paciente, donde la madre y el padre la buscan para estar juntos. Concluye con un final feliz, una posibilidad esperanzadora, sobre todo una visión positiva de ella misma, independientemente de la actuación de los padres con la frase “era una niña muy especial” lo que indica un fortalecimiento del yo más allá de la aprobación paternal. 

Respecto a la historia la terapeuta le señaló a la paciente que tal vez su familia nunca la había dejado de querer, sino que a veces los padres tienen problemas o se equivocan, aunque quieran mucho a los hijos. Esto es un ejemplo de cómo el terapeuta puede trabajar con la misma historia del niño para introducir nuevos significados y perspectivas sobre su historia vital.

En las dos últimas sesiones donde participó la madre se le indicó cómo narrar cuentos a su hija y hacerla partícipe del juego. En esas dos sesiones se propició la comunicación entre ellas a través del cuento. Esta puede ser una opción efectiva cuando los tratamientos son breves y los padres de los niños son personas psíquicamente sanas, con recursos y con la capacidad para involucrarse activamente en el tratamiento de sus hijos ya que aseguran resultados más duraderos.

Resultados

La madre reporta el progreso continuo de Juana en la escuela, realiza sus tareas y está más motivada. En la figura 1 se muestra el proceso adaptativo a la escuela en una serie de tres dibujos (ver las figuras 1a, b, y c) en donde la niña narra la transición en su vida de su lugar de origen a una ciudad; en la a) representa su lugar natal, la b) es una imagen de un día en que en que celebraron su cumpleaños en la escuela (aun en su lugar de procedencia )  , y c) La tercera es un dibujo de algo que le había sucedido ese mismo día en la escuela ya ubicada en Tijuana, que la hizo sentir muy contenta, pues llego un tráiler desde el cual les proyectaron una película educativa. 

Al finalizar las sesiones la madre se sienta más cerca de la niña observa lo que elaboró durante la sesión, intercambian miradas, y mantiene contacto físico con ella, se le ve menos ansiosa, lo que se atribuye al avance de la niña en el proceso. En la evaluación final la niña manifiesta un cambio positivo en su seguridad personal. Se reaplicaron las pruebas de la evaluación inicial. En ambos test, se observaron mejoras, trazos y líneas más fuertes, indicando mayor seguridad y mejor vínculo social-familiar confirmando los resultados del proceso terapéutico (ver figura 5 y 6). En el test de la familia antes y después se observan una distribución diferente, colocándose entre la abuela y la madre, con trazos más marcados.  Asimismo, se le observa más extrovertida, conversa con la terapeuta, con una imaginación más activa, no presenta signos de ansiedad y se desenvuelve con soltura.

Figura 5

Machover en la evaluación inicial

Figura 6

Machover en la posevaluación

 

La madre también reportó el acercamiento de Juana tanto al padrastro como a su hermanito de apenas un año. De igual forma, en la escuela dejaron de llamarla para dar quejas, y en cambio cuando asistió a recibir sus notas, se pudo dar cuenta que el desarrollo y adaptación de la niña también se reflejó favorablemente en el establecimiento de relaciones de amistad entre sus compañeras/os, además de haber obtenido buenas calificaciones de fin de cursos.

Discusión y conclusiones

Con base a lo anterior, los cuentos fueron un medio terapéutico apto y trascendente para ayudar en el proceso adaptativo de la paciente al permitirle proyectar sus miedos, expresarlos y otorgarle un sentido a su vida. A la vez que la ayudaron a restablecer un apego seguro con la madre y adaptarse a la nueva integración familiar, que prevé aumente las posibilidades de un estilo de adaptación creativa (Winnicott, 1945).

Si bien, la terapia fue exitosa por la combinación del cuento de hadas, o clásico, y la arteterapia, factores externos tuvieron un impacto positivo en su evolución. Por un lado, el hecho de no presentar signos y síntomas más disruptivos, que puede atribuirse al haber tenido un cuidador substituto (abuela materna) durante la ausencia de la madre, quien fungiera el papel lo mejor que estuvo a su alcance; y, por otra parte, el proceso se facilitó por la disponibilidad de la madre para participar en el tratamiento. En casos de un trastorno o signos y síntomas más graves, se deben considerar sin duda tratamientos de mayor duración.

De este modo, se confirma la conveniencia del uso del cuento de hadas, en combinación con la arteterapia en la facilitación del proceso adaptativo después de haber experimentado el fenómeno migratorio para mantener su salud mental.

Se hizo patente lo significativo de un vínculo afectivo y de confianza con el niño en todo momento por parte del profesional, puesto que el buen funcionamiento del tratamiento depende de esta alianza que es en gran medida la cura para que estos procesos se puedan desplegar (Orlinsky et al., 2004). Especialmente al momento de narrar los cuentos, donde es ideal que se narren con un tono adecuado, haciendo pausas y entonando los diálogos de los personajes (Dufour, 1997).

Asimismo, y como intención adyacente del presente estudio, tomar en consideración la posible extensión de la utilización del cuento clásico en los espacios psicopedagógicos en el ámbito escolar en zonas fronterizas para la facilitación de la adaptación de los niños/as que se van insertando en las escuelas de educación preescolar y primaria a razón del fenómeno migratorio y que desafortunadamente no van a poder contar con un proceso de psicoterapia individual, el cuento puede ser una opción universal donde cada niño podría proyectar sus propias necesidades por su carácter arquetípico.

Referencias

Acosta, F., Reyes, A. y Solís, M. (2015). Crisis económica, migración interna y cambios en la estructura ocupacional de Tijuana, México. Papeles de Población, 21(85), 9-46. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-74252015000300002

Ainsworth, M. S. (1979). Infant–mother attachment. American Psychologist, 34(10), 932–937. https://doi.org/10.1037/0003-066X.34.10.932

Andersen, H. C. (1843/2021). El patito feo. Rincón Castellano. http://www.rinconcastellano.com/cuentos/andersen/andersen_patitofeo.html#

Bettelheim, B. (2007). Psicoanálisis de los cuentos de hadas (8a Edición). Crítica.

Bleichmar, S. (1993). En los orígenes del sujeto psíquico. Amorrortu.

Bowlby, J. (1973). Attachment and loss: Vol. II. Separation. Basic.

Bowlby, J. (1980). Attachment and loss: Vol. III. Loss. Basic.

Bowlby, J. (1988). Una base segura: Aplicaciones clínicas de una teoría del apego. Paidós Ediciones.

Bruder, M. (2004). Implicancias del cuento terapéutico en el bienestar psicológico en mujeres y sus correlatos. PSIC - Revista de Psicologia da Vetor Editora, 5(2), 14–21.

Carlson, E. A. (1998). A prospective longitudinal study of attachment disorganization/disorientation. Child Development, 69(4), 1107–1128. https://doi.org/10.1111/j.1467-8624.1998.tb06163.x

Dozier, M., Stovall, K. C. y Albus, K. E. (1999). Attachment and psychopathology in adulthood. En J. Cassidy y P. R. Shaver (Eds.), Handbook of attachment: Theory, research and clinical applications (pp. 497–519). Guilford Press.

Dufour, M. (1997). Cuentos para crecer en armonía. Editorial Sirio, S. A.

Echávarri, O., González, A., Krause, M., Tomicic, A., Pérez, C., Dagnino, P., Vilches, O., Strasser, K. y Ramírez, I. (2009). Cuatro terapias psicodinámicas breves exitosas estudiadas a través de los indicadores genéricos de cambio. Revista Argentina de Clínica Psicológica, XVIII (1), 5–19.

Estalayo Martin, L. M. (1998). La utilización de cuentos populares en la intervención con niños maltratados. Revista TSH, Trabajo Social Hoy, 22, 30–38.

Feeney, J. y Noller, P. (2001). Apego adulto. Descle?e de Brouwer.

Fonagy, P. (1999). Persistencias transgeneracionales del apego: Una nueva teoría. Aperturas Psicoanalíticas, 3. http://www.aperturas.org/articulo.php?articulo=0000086

Fonagy, P. y Target, M. (1998). Mentalization and the changing aims of child psychoanalysis. Psychoanalytic Dialogues, 8(1), 87–114. https://doi.org/10.1080/10481889809539235

Freud, S. (1981a). El tema de la elección de un cofrecillo. En Obras completas Tomo II (1905-1915 [1917]) (pp. 1868–1875). Biblioteca Nueva. Obra original publicada en 1913.

 Freud, S. (1981b). Sueños con temas de cuentos infantiles. En Obras completas Tomo II (1905-1915 [1917]) (pp. 1729–1733). Biblioteca Nueva. Obra original publicada en 1913

Gómez Arango, A. (2006). Los padres en la psicoterapia de los niños. Pensamiento Psicológico, 2(6), 103-113. https://www.redalyc.org/pdf/801/80100609.pdf

González, S., Ruíz, O., Velasco, L. y Woo, O. (Eds.). (1995). Mujeres, migración y maquila en la frontera norte. El Colegio de la Frontera Norte/ El Colegio de México.

González Romo, R. A., Reyna Martínez, M. y Cano Rodríguez, C. del C. (2009).los colores que hay en mí”: una experiencia de arte-terapia en pacientes oncológicos infantiles y cuidadores primarios. Enseñanza e investigación en psicología, 14(1).

Grimm, J. y Grimm, W. (1812a). Hansel y Gretel. Rincón Castellano. http://www.rinconcastellano.com/cuentos/grimm/grimm_hanselygretel.html#

Grimm, J. y Grimm, W. (1812b). Pulgarcito. Rincón Castellano. http://www.rinconcastellano.com/cuentos/grimm/grimm_pulgarcito.html

Gutiérrez, G. (1993). Estudio psicoanalítico de cuentos infantiles. Editorial Universidad Complutense de Madrid.

Klein, J. P. (2006). La creación como proceso de transformación. Arteterapia. Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social, 1, 11–18. https://revistas.ucm.es/index.php/ARTE/article/view/ARTE0606110011A

Klein, M. (1955). La técnica psicoanalítica del juego: Su historia y significado. L’interrogant, 11. https://revistainterrogant.org/la-tecnica-psicoanalitica-del-juego-su-historia-y-significado-1955/

Klein, M. (2002). Love, guilt and reparation and other works 1921-1945. Free Press.

Lambruschi, F. (2009). Cuentos, vínculos de apego y organizaciones de significado personal. Psicoperspectivas, VIII(1), 112–158.

Landeros Casillas, M. I. (2017). El Arteterapia, Un Camino Para La Reinserción De Mujeres En Prisión. El Caso De Puente Grande, Jalisco. Comillas, 75(147), 381–402.

Levenson, H., Butler, S. F. y Bein, E. (2004). Psicoterapia individual breve de orientación dinámica. En R. E. Hales y S. C. Yudosfsky (Eds.), Tratado de Psiquiatría (pp. 1133-1156). Masson.

López, L., Luchetti, Y. y Brizzio, A. (2013). Indicadores emocionales del DFH y su relación con los motivos de consulta psicológica en niños. Anuario de Investigaciones, 369–376.

 

Main, M. (1999). Mary D. Salter Ainsworth: Tribute and portrait. Psychoanalytic Inquiry, 19(4), 682–730.

Main, M. y Goldwyn, R. (1998). Adult attachment scoring and classification systems. En Unpublished Manual, Department of Psychology. University of California.

Main, M. y Solomon, J. (1986). Discovery of a new, insecure-disorganized/disoriented attachment pattern. En T. B. Brazelton y M. Yogman (Eds.), Affective development in infancy (pp. 95-124). Ablex.

Martínez, S. (2009). Arteterapia con niños en edad preescolar. Arteterapia - Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social, 4, 159–175.

Mason, O., Platts, H. y Tyson, M. (2005). Early maladaptive schemas and adult attachment in a UK clinical population. Psychology and Psychotherapy: Theory, Research and Practice, 78(4), 549–564. https://doi.org/10.1348/147608305X41371

Nieto Cobo, P. y Chacón Gordillo, P. (2017). El arte como terapia para niños/as con autismo: Una ayuda a la comunicación y expresión a través de procesos pictóricos. Arte y Movimiento, 16, 29–49.

Orlinsky, D., Ronnestad, M.y Willutzki, U. (2004). Fifty years of psychotherapy process-outcome research: Continuity and change. En M. Lambert (Ed.), Bergin and Garfield´s handbook of psychotherapy and behavior change (5ta. ed., pp. 307–393). Wiley.

Quezada, V. y Santelices, M. P. (2010). Apego y psicopatología materna relación con el estilo de apego del bebé al año de vida. Revista Latinoamericana de Psicología, 42(1), 53–61.

Sanchis, F. y Botella, L. (2007). Apego y sintomatología depresiva en la adolescencia: Su relación con los acontecimientos vitales. Revista de Psicoterapia, 18(72), 27–56. https://doi.org/10.33898/rdp.v18i72.757

Sarabia García, A. F. (2012). El cuento como herramienta Psicoterapéutica en el manejo emocional de niños con discapacidad. Revista Electrónica de Psicología Iztacala, 15(4), 1209–1223.

Strupp, H. H. y Binder, J. L. (1993). Una nueva perspectiva en psicoterapia: Guía para la psicoterapia psicodinámica de tiempo limitado. Desclee de Brouwer.

Winnicott, D. (1945). Desarrollo emocional primitivo. Escritos de Pediatría y Psicoanálisis. Ed. Laia.